26 de Marzo, 2015
Concurrida Vigilia y Eucaristía por la Vida

Cientos de fieles llegaron hasta la Catedral de Santiago para celebrar y orar por la vida, en el día que la Iglesia recuerda el anuncio del ángel Gabriel a María. Tras la vigilia, el Cardenal Ricardo Ezzati presidió una Eucaristía en la que destacó que la vida es un don sagrado y que la encarnación es el fundamento de toda dignidad humana.
 

Con cantos, oraciones y velas encendidas como signo de vida se desarrolló en la tarde del miércoles 25 de marzo la “Vigilia de Oración por la Vida” convocada por Coordinara “Chile es Vida” en conjunto con la Delegación para la Pastoral Familiar del Arzobispado de Santiago. Tras ella, se celebró la misa de la Solemnidad de la Anunciación del Señor, mismo día en que el Estado de Chile instauró el "Día del Niño por Nacer y la Adopción”.

Presidida por el Cardenal Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, la ceremonia fue concelebrada por el Cardenal Francisco Javier Errázuriz y el Obispo de Copiapó, Mons. Celestino Aós.

Al iniciar su mensaje, el Cardenal expresó un afectuoso saludo a los fieles presentes, representantes de instituciones y movimientos que “del Evangelio de Jesús saben que la vida es un don grande, el don más grande que Dios nos ha comunicado, el don que por el bautismo en nosotros se hace vida eterna”. De igual modo, hizo una especial mención al obispo de Copiapó, “decirle que desde acá estamos orando por lo que ocurre en su diócesis por el temporal”.

En su homilía, el pastor explicó que el anuncio del redentor, del “Dios con nosotros” que aparece ya desde el profeta Isaías, no es solamente un hecho del pasado del que se haga memoria. “Dios habita con nosotros. Jesús habita en medio de nosotros. También en la gran ciudad de Santiago, también en Chile, en el mundo entero, en la cultura que pareciera negarlo, Dios a través de la encarnación de su hijo, habita y habitará para siempre con nosotros, hasta que formemos la ciudad eterna en el reino sin fin que Jesús ha ya comenzado”, expresó.

Por eso, remarcó, la antropología cristiana basa en este hecho “el fundamento de toda dignidad humana, de la dignidad de cada persona, de cada vida humana, de la que ha sido concebida y está por nacer, de la que se desenvuelve muchas veces en situaciones históricas precarias y que queremos que sea vivida en la justicia, en la verdad, en el pleno desarrollo de todo lo que Dios nos ha regalado”.

La manera de hacerse hombre, del hijo de Dios, nos indica también a los cristianos –añadió el Cardenal- cuál es la manera de estar presentes en el mundo de hoy “como el cuerpo de Cristo que hace presente la misericordia, la bondad, la ternura de Dios, y que sirve de una manera muy particular a los hermanos más pobres y necesitados”. “La Semana Santa que estamos por iniciar nos introduce en este misterio de amor, en este misterio de entrega, en este misterio de vida nueva. Pero en toda esta historia de la Salvación, Dios ha querido servirse de la misma criatura que él había formado al comienzo de la historia”, manifestó.

Haciendo alusión a un antiguo documento de la Iglesia, en el que señala que al el cristiano no se distingue de los demás porque su forma de vestir o los alimentos que consume, sino porque ama y respeta la vida, no aceptando nunca que sea ultrajada. “Eso es lo que queremos proclamar también en nuestra patria, para que también en Santiago, en nuestra diócesis, pero también en todas las demás ciudades de nuestro país la vida sea siempre considerada como un don y la sociedad madure en su conciencia de tener como una tarea hermosa la de hacer crecer la vida”.

“Hermanos y hermanos –concluyó el pastor- dirijamos nuestro corazón al hijo de Dios hecho hombre en el seno de María, es la vida de Dios que se hace vida humana en Jesús y es la vida humana de Jesús que nos ofrece la vida divina a cada uno de nosotros. Pidámosle humildemente a Jesús que nos enseñe a cultivar la vida, como un don sagrado, como el don que permite que todos los demás derechos humanos se puedan realizar en nuestra vida y en nuestro país”.

Fuente: Comunicaciones Santiago
www.iglesiadesantiago.cl
Galerías Fotográficas

 
Catedral 1063, Piso 3 | Fono: 227 900 632 | E-mail: defam@iglesiadesantiago.cl